Bandas que están apostando por el resurgimiento de la música en formato físico

En TagCDMX estamos constantemente analizando el estatus de las industrias creativas en todo el mundo, pero hay una que atrae más nuestra atención: la música.

En la pasada edición de nuestro festival, tuvimos una mesa de discusión organizada por el Festival Nrmal, en la que el público, junto con los miembros de la industria de la música discutieron el core del negocio musical. No hay forma de evitarlo.

El formato físico casi ha desaparecido; El hecho de que Urban Outfitters, una famosa tienda especializada en moda, se haya convertido en uno de los mayores minoristas de venta de música en Estados Unidos dice mucho. Pero la lucha no ha terminado todavía, y antes de abordarla, primero debemos establecer el contexto que nos hace hablar de esto en primer lugar.

La industria de la música sufrió un enorme éxito a finales de los 90, cuando Internet estaba en pañales. Un programa llamado Napster comenzó la revolución; Cualquier persona con una computadora podía descargar una canción en cuestión de horas, y aunque al principio, esto parecía una pesadilla para disqueras, el Internet evolucionó.

Así los programas dedicados a descargar música se hicieron más eficientes, y cuando en 1998, podías bajar una canción en una hora, para 2008 tenías el disco completo.

Y así fue como comenzó la lucha. En apenas un par de años, las disqueras dejaron de ser uno de los actores clave, para convertirse en un mero servicio de apoyo para los artistas.

Aquellos millones que hicieron al vender el formato físico desaparecieron de repente y todo el sistema detrás de la industria comenzó a colapsar. Y aunque la gente todavía buscaba un recuerdo de sus artistas favoritos, la industria de la música abandonó la esperanza de crecimiento en ese campo.

A medida que las viejas discográficas comenzaron a caer, las independientes empezaron a subir, y lo hicieron con astucia, no sólo abrazaron los cambios de la era de Internet, sino fabricaron mejores y deseables copias de álbumes. Y fue entonces cuando comenzó un resurgimiento del formato físico.

Los recién llegados como Vlek Records, Stroboscopic Artefacts, Bokhari Records, Diagonal Records o Dark Entires, iniciaron sus propias marcas, haciendo copias de LPs que no sólo tenían la mejor versión de la música de sus artistas, sino que también tenían todo un proceso detrás de la fabricación de las portadas, las ilustraciones y cualquier otro detalle en sus productos.

Mientras tanto, veteranos, como Merge Records, Sub-Pop, Warp, XL Recordings y Domino, comenzaron a hacer lo mismo con su catálogo, y también empezaron a buscar apoyo en Internet. Es por eso que Radiohead, por ejemplo, escogió a XL para lanzar su séptimo álbum, “In Rainbows“.


Y este resurgimiento no parece detenerse. En todo el mundo, hay un interés repentino por el formato físico, incluso de los cassettes. ¿Eres uno de esos coleccionistas que mantienen viva la industria?

TagCDMX, el festival que reconoce el talento de los creativos de América.

Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram

[gdlr_space height=”70px”]

Notas Relacionadas
CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn